Juguetes

En mi infancia, la diversión pasaba por las bolitas, la gomera, los autitos de plástico rellenos con masilla y una cuchara sustraída de su cajón, el yo-yo, el balero, la pelota número cinco, los indios y soldaditos, los triciclos y bicicletas, los naipes de Thundercats, Mazinger Z, Robotech, Transformers, G.I.Joe, los Pitufos, la revista Disneylandia, los Playmobil, Mis Ladrillos y tantas otras cosas con las que disfrutábamos como locos en la vereda, la calle o el patio del colegio.

Hoy, la infancia de los pibes es el control remoto de la TV, la computadora, la PS4, la tablet, el celular de papá o mamá… todo adentro de casa, y ni se te ocurra sacar eso a la vereda.

Son otras épocas. Ni mejores ni peores: diferentes.

· Comentarios: En Twitter